In The Heights: Premio Tony al Mejor Musical

Una pequeña nota para comentar que el musical “In The Heights” se llevó cuatro premios Tony (participaba en los premios con trece nominaciones), el pasado domingo, incluyendo el premio al Mejor Musical. Los otros premios incluyeron los premios de Mejor partitura original, coreografía y orquestaciones.

In The Heights es una historia de tres generaciones de hispanos que viven en la parte Alta de Manhattan (donde servidor pasó sus primeros años), que se aleja de la imagen de bajos fondos que es percibida en mucha parte de la población neoyorquina (y de fuera de Nueva York) desde los años ochenta y muestra, en cambio, una comunidad vibrante que vive al son de la salsa y del hip-hop. Está protagonizada por Lin-Manuel Miranda, quien curiosamente se crió en Inwood, un poco al norte de Washington Heights, donde está ambientado el musical.

Fue estrenado en Broadway el pasado 14 de febrero, se trata del primer musical de temática específicamente hispana y ha sido la revelación de la temporada desde su estreno en un género, el musical, que vive una nueva edad de oro en la Gran Manzana.

WordPress: ¡te odio!

Estoy considerando muy seriamente migrar este blog desde WordPress, donde actualmente está alojado, hacia Blogger, donde tengo mi otro blog y que, pese a las limitaciones que me da a la hora de personalizarlo, es infinitamente más intuitivo y no me lleva tanto tiempo en realizar una entrada.

No me parece de recibo que cuando quiero incrustar (“embbed“) algo en la entrada, llámese vídeo de YouTube, una iFrame o incluso subir una imagen, termine con dolor de muelas y con ganas de tirar el portátil por la ventana.

Me puedo tirar horas para terminar una entrada por culpa de esto y me salvo que tengo ciertos conocimientos de código HTML (¡y del idioma inglés!, que encima la mayor parte de la ayuda está en este idioma) que si no ni os cuento.

Desde que han cambiado la interfaz de administración de los blogs esto no ha hecho más que ir a peor.
Sres. de WordPress, pónganse las pilas o perderán muchos usuarios. Yo el primero. Y sería una pena, me encanta el nivel de personalización que ofrece este software.

No a las 65 horas de trabajo semanal


He visto en las bitácoras de Eifonso Lagares (Islas Cíes) y de Ángel de Olavide esta campaña para protestar por la propuesta del aumento de la jornada laboral hasta las 65 horas, a todas luces una regresión de la Europa social que tienen a bien proclamar a los cuatro vientos, pero que contradicen con sus actuaciones en el sentido contrario.

Por otro lado, como Eifonso bien comenta en su entrada, también quieren “fichar” a todos los blogueros, para tenernos la boquita callada. Como si no pudiesen dar con nosotros en caso de delito, ¡vaya por dios! Para algo está la IP, entre otros, ¿no? Estas medidas de control que nos remiten a otros tiempos que creíamos superados, no es novedoso, de hecho ya comenté en una entrada una propuesta similar el pasado 28 de enero, promovida por el PP gallego.

Además, se quieren imponer cuotas de entrada a los inmigrantes abusivas, olvidándose que este continente fue exportador de mano de obra después de las dos grandes guerras o durante períodos de habruna (como la crisis de las patatas en Irlanda, que obligó a cientos de miles de irlandeses a emigrar a otros países, como a los Estados Unidos).

Por último, no escuchan a los ciudadanos, como ha ocurrido con el referéndum de Irlanda, en el que sus ciudadanos dijeron no al Tratado de Lisboa: ya se están planteando realizar una nueva consulta o seguir adelante sin contar con los irlandeses, pisoteando la voz de esos ciudadanos.

Por todo ello, desde este blog digo: no a la Europa que nos quieren imponer los tecnócratas y sí a una Europa social que funde sus raíces fundacionales de las entonces Comunidades Euopeas.

WordPress no me permite poner el gadget en mi blog, pero si quieres colocarlo en el tuyo y si quieres firmar, visita este sitio de José A. Rodríguez.

Cat Power – Crying, Waiting, Hoping

Con todos ustedes, la portentosa voz de Cat Power, a quien he tenido el gusto de conocer, gracias a Ángel de Olavide, a quien le dedico esta entrada.

Charlyn “Chan” Marshall, es una cantautora y compositora independiente norteamericana, nacida en Atlanta, Georgia, el 21 de enero de 1972, de padres divorciados. Su padre, Charles, es un pianista de jazz itinerante. Se inició en la música a muy temprana edad, después de abandonar el instituto, actuando en su Atlanta natal, como telonera de varios grupos, adoptando el nombre de Cat Power.

En 1992 se trasladó a Nueva York, donde su carrera tomó impulso, en particular, desde 1996, cuando firmó con la discográfica Matador Records, sello especializado en música “indie”.

Cat Power hace una música minimalista, toca el piano y la guitarra y hay quien clasifica su música como “country” alternativo, aunque la clasificación de “rock indie”.

Su gran éxito de 2006, The Greatest, coincidió con una hospitalización por sus problemas con el alcohol, que le costó a su discográfica 100.000 dólares, por mor de las cancelaciones de actos promocionales programados, aunque la crítica aclamó dicho trabajo. En una entrevista concedida al diario The New York Times (vídeo y papel), en el que reconoce los problemas que tuvo con el alcohol y los antidepresivos y que tardó mucho tiempo en reconocer este problema.

La crítica coincide en que, con una sobria Cat Power, asistimos a la mejor versión de esta gran voz.

Acaba de publicar su trabajo “Jukebox”, grabado el año pasado en Nueva York, Dallas y Miami y que salió a la calle el 22 de enero pasado.

¡¡¡Todo lo que diga podrá ser utilizado en su contra!!!

Tal día como hoy, en 1966, tuvo lugar la histórica decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, en el que los jueces establecieron que toda persona debe ser informada de sus derechos a guardar silencio y poder consultar con un abogado en el momento que es detenida.

Este caso se denominó Miranda contra Arizona.

Y, aunque parece que son unos derechos adquiridos hace muchos años, lo cierto es que no estaba claro a partir de qué punto entraban en juego la Quinta (no auto-inculpación y guardar silencio) y Sexta (derecho a un abogado) Enmiendas de la Constitución de los EE.UU., hasta el día del fallo del Tribunal. Los jueces determinaron que, debido a la “fuerza coercitiva” de los agentes de policía, en el mismo momento que una persona es detenida, deben de serle leídos sus derechos y éste debe indicar claramente que los ha entendido.

Ernesto Arturo Miranda, fue detenido por secuestro y violación de una mujer de 18 años en Arizona y condenado por una confesión que obtuvo la policía. El Estado declaró que Miranda no pidió expresamente la consulta de un abogado y el caso terminó en la más alta corte estadounidense. Tras la decisión, el juicio fue repetido, sin poder utilizar su confesión, pero la policía obtuvo otras pruebas y fue nuevamente condenado.  Tras su salida de prisión, dedicó sus últimos años de vida a firmar las tarjetas que los policías suelen llevar como chuleta para leerles sus derechos a las personas que van a ser detenidas, denominados desde entonces “Advertencias Miranda” o “Derechos Miranda“.

Sin embargo el cine nos hace creer que esto era algo “añejo“. Curiosidades.

Iván – Baila

Uno de los mejores exponentes del estilo denominado “italo-disco“, en nuestro país, el cantante madrileño Iván (siendo su nombre real, Juan Carlos Ramos Vaquero) tuvo mucho éxito en la primera mitad de la década de los Ochenta, sobre todo entre las adolescentes.

Su tema más conocido fue el tema Fotonovela, que vendió más de dos millones de discos en toda Europa, publicado en 1984. Este Baila, un éxito el año siguiente, fue la sintonía oficial de la Vuelta Ciclista a España ese mismo año.

Por cierto, ¿alguien podría decirme si la chica que sale bailando más o menos en el minuto 1:45 del vídeo y nuevamente un poco después es Ángeles Caso? ;)

La huelga del transporte bajo el prisma del NY Times

Portada del New York Times, esta tarde

Esta tarde salió publicada en la edición electrónica del New York Times una foto en portada, con sobre la huelga del transporte que se está viviendo desde esta madrugada en España (entre otros países europeos). La foto corresponde a una concentración de camiones en la frontera franco-española.

Horas después la noticia fue eclipsada por el anuncio de la salida del hospital del Senador Kennedy, noticia obviamente más interesante para el público estadounidense (siendo tan querida, por otro lado, esta familia tan mítica). Una galería de fotos seguía en un lugar prominente de la portada del rotativo neoyorquino.

El aspecto de la noticia que más me llamó la atención fue el hecho de que el precio del galón (3,7854 litros) en Europa puede alcanzar los 9 dólares (en Estados Unidos, el precio es de unos 4 dólares, en máximos históricos, pero, ¿por qué esa diferencia con Europa -y España, en particular-?).

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.