Aniversario del Puente de Brooklyn

Puente de Brooklyn al anochecer con Manhattan al fondo, por Ladislav SomlyoMañana sábado día 24, el Puente de Brooklyn cumplirá 125 años de su apertura. Con tal motivo, se están celebrando desde ayer y durante el fin de semana festivo (el próximo lunes se celebra la festividad del Día de los Caídos (o Conmemoración), en inglés, Memorial Day) varios actos conmemorativos.

Ayer hubo una tirada de fuegos por la noche; hoy y mañana se proyectarán películas al aire libre, se realizarán “tours” en el puente por parte del historiador oficial de Brooklyn, Ron Schweiger, entre otras actividades. Más información en la página oficial de la Oficina de Turismo de Nueva York, así como el diario Daily News. Además, el puente tendrá una iluminación especial festivo todas las noches (entre las 9 y 11) hasta Memorial Day.

Las obras de construcción se iniciaron el 3 de enero de 1870. El puente tuvo unos inicios trágicos. Fue diseñado por John Augustus Roebling, quien fallecería tras un accidente en uno de los ferries que comunicaban Manhattan y Brooklyn: se fracturó un pie contrayendo el tétanos que finalmente le produjo la muerte; las obras fueron asumidas por su hijo, Washington, quien contrajo la “enfermedad de los buzos” (síndrome de descompresión) en uno de los pozos de cimentación. Casi paralizado, su mujer, Emily Warren Roebling aprendió ingeniería y transmitió a los obreros las instrucciones que, desde la cama, le dictaba Washington. Ella fue la primera persona en cruzarlo el día de su inauguración. Esa semana, murieron 12 personas en una estampida que hubo en el puente.

Puente de Brooklyn en primer término, visto desde Manhattan. Foto realizada por David ShankboneLas obras costaron 15 millones de dólares. 27 personas fallecieron en su construcción. El primer día lo utilizaron unos 1.800 coches y 150.000 personas.

El puente, que fue la primera vía de comunicaciones entre los dos distritos, al margen de los ferries, sigue siendo hoy en día una vía de comunicaciones muy importante, habiendo sido utilizado en 2006 por 126.805 coches al día como promedio.

Inicialmente fue conocido como Puente de Nueva York y Brooklyn (pues Nueva York, hoy Manhattan, y Brooklyn eran ciudades independientes, que se consolidaron en 1898 ) y fue el puente colgante más largo del mundo (hasta 1903, superado por el Puente Williamsburg), además de ser el primero en utilizar cables de acero como suspensión. Sus torres de estilo gótico, además de los cables cruzados pronto se convirtieron en un icono del “skyline” de Nueva York. Está incluído en el catálogo de Lugares Históricos Nacionales de los EE.UU. desde 1964.

Enlaces:

Fotografías: arriba, por Ladislav Somlyo y, abajo, por David Shankbone, a través de Wikipedia Commons.

    • Jim
    • 26/05/08

    El puente es extraordinario y todo un icono de Nueva York. Pero el post que le has dedicado también es fantástico.
    Genial, Tomás, como siempre.
    Un abrazo,

  1. Preciosa la fotografía y el puente!!!

    Sí ya sé, ya sé… no me lo recuerdes, es que estaba muy alto🙄

    Besitos!!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: