¿La historia a través de un escudo?… no te fíes…

Al menos si nos referimos al escudo de la ciudad de Nueva York. Está próximo a celebrarse el 400 aniversario de la llegada de Henry Hudson a las costas neoyorquinas en 1609 (él, inglés, trabajando para los holandeses), que el ayuntamiento celebrará por todo lo alto el año que viene y, por este motivo, todas las miradas se tornan hacia el sello municipal.

Como comentaba Sam Roberts en un artículo (y podcast) publicado en el diario The New York Times el pasado 14 de julio, los historiadores coinciden en señalar como inexacta la fecha de 1625 como fundacional de la ciudad. Algunos expertos opinan que la fecha más correcta sería la de 1624, pero no parecía razonable celebrar la llegada de los valones, cuando se quería ensalzar la arribada de los holandeses a la que se convertiría entonces en Nueva Amsterdam.

¿1626? Este es el año en que se produce la famosa compra de la isla de Manhattan por 24 dólares, por parte de Peter Minuit a los indios, pero esto no parecía “políticamente correcto” (y a la postre la primera compra resultó un timo, por cuanto los indios no eran los verdaderos dueños de la isla y hubo que volverla a comprar a sus verdaderos propietarios).

Para la mayor parte de los historiadores, 1625 no tiene una especial significación en la historia de la ciudad y esta fecha parece haberse elegido simplemente por cuestiones políticas.

El sello tuvo varias fechas, entre ellas, 1664, cuando Nueva Amsterdam pasó a manos inglesas, convirtiéndonse en la actual Nueva York (inicialmente la fecha contenida en el sello era 1686, fecha en la que se le dotó a la ciudad de una carta municipal –City Charter– por parte del rey de Inglaterra).

Pero en 1974, Paul O’Dwyer, el presidente del Concejo Municipal, nacido en Irlanda y anglófobo, pensó que el 700 aniversario de la fundación de Amsterdam era razón suficiente para arrebatar a la ciudad cualquier vestigio de fundación inglesa de la ciudad y dársela a los holandeses. A O’Dwyer se le convenció que 1624 era una fecha dificil de justificar, pues los primeros moradores, como quedó dicho, si bien integrantes de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales, eran valones en su mayoría (que se refugiaron en Holanda huyendo de la persecución religiosa por parte de la Inquisición). Así que se optó por el aséptico 1625.

Y no resultó dificil de votar por parte del Concejo Municipal, pues, como Roberts comenta “Nueva York tiene más votantes de ancestros holandeses que belgas, y más irlandeses que británicos“.

Los historiadores esperan que se aproveche este 400 aniversario de la llegada de los europeos a las costas neoyorquinas para corregir este error y, aunque se baraja 1624 como fecha correcta, también se piensa en 1653, cuando oficialmente se convirtió en ciudad holandesa, dotada de carta municipal.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: