Homenaje al Astroland

Astroland Coney Island, por David ShankboneEl pasado domingo, día 7, final de la temporada veraniega en Coney Island, significó también el final de un símbolo que, durante casi 50 años, fue un destino muy popular entre los neoyorquinos, aunque se trataba de un semi-desconocido para los visitantes, y ello pese a que su popular montaña rusa (The Cyclone) fuese un habitual en películas como “Mucho más que amigos” (The Object of My Affection), “Niñera a la fuerza” (Uptown Girls) o el clásico “Los amos de la noche” (The Warriors).

Hablo de Astroland, un parque de atracciones con temática espacial, situado junto a la playa, cuyas tierras fueron adquiridas en 1955 por tres inversores, entre los que se incluía el dueño del famoso Nathan’s Famous (la organizadora de la competición de perritos calientes, el 4 de julio), para impedir que Robert Moses, el comisionado de Parques neoyoquino tomara el control sobre esta tierra y especulara con ellas.

Fue abierto en 1962. En 1988 la montaña rusa es declarada sitio protegido por parte de la Comisión para la Preservación de Sitios Históricos de Nueva York. En 2006, los dueños de Astroland venden el lugar a la inmobiliaria Thor Equities, quienes pretenden construir edificaciones en el sitio y levanta una gran polvareda en la ciudad.

am New York, 5-9-2008, Último ViajePor último, y ante la incapcidad de negociar un arriendo a largo plazo (dos años) por parte de la operadora del parque, Carol Hill Albert, anunció el cierre el pasado domingo, alegando que no podía dejar en el limbo a los trabajadores. No obstante Thor Equities disputa la versión de Albert y anuncia que el parque abrirá para la temporada veraniega de 2009.

Lo cierto es que, tanto la montaña rusa, como la noria, al tratarse de sitios protegidos, se salvarán de una posible demolición y seguirán operando como hasta ahora.

¿Por qué Astroland -y Coney Island- son destinos tan populares entre los neoyorquinos?

Coney Island está situado en el extremo sur de Brooklyn y ha sido muy popular como destino vacacional de los neoyorquinos desde el siglo XIX, incluso antes de la unión de los cinco condados en una única ciudad. El desarrollo del transporte público contribuyó enormente en ello, como coinciden varios historiadores.

Hoy en día está convenientemente comunicada por Metro con el resto de la ciudad (4 líneas que la comunican con Manhattan en una media hora, aprox.).

Además del parque y la playa, tiene en sus proximidades el Acuario de Nueva York.

Pero personalmente lo que hacía atractivo a mis ojos este lugar era dar un buen paseo por todo el litoral (por el Boardwalk, un paseo de madera al borde de la playa) hasta Brighton Beach, hogar de la comunidad rusa más grande del mundo, fuera de Rusia. Ir desde el parque hasta la llamada Pequeña Odessa era como viajar desde el Nueva York de los perritos calientes hasta la Moscú de los años Setenta, con sus rótulos en cirílico y sus tiendas llenas de matriuskas, apenas caminando un par de kilómetros.

El domingo, muchos neoyorquinos se acercaron para dar su último adiós a un símbolo de la ciudad, según informaba el rotativo The New York Times.

Desde aquí mi homenaje.

Fotografías: arriba, Astroland desde la playa, por David Shankbone, vía Wikipedia; abajo, portada de am New York del 5 de septiembre.

Anuncios
  1. Pues sí, un hermoso paseo sobre las tablas de madera en compañía de las olas del mar.

    Besitos!!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: